jueves, 30 de enero de 2014


Carta al Profesor Víctor Márquez
Presidente de la Asociación de Profesores de la
Universidad Central de Venezuela (APUCV)
 
 

Estimado Profesor Colega Víctor Márquez; nos dirigimos a Ud. como miembros del Consejo de Facultad de Medicina, para que se sirva aclarar su declaración de “lamentar y rechazar” las decisiones que este Consejo, como Cuerpo Colegiado, emitió  acerca del caso de la Cátedra de Hematología de la Escuela de Bioanálisis, como lo recoge el comunicado “Desde la Presidencia de la APUCV N° 11, fechado el 16 de enero de 2014.

La situación que se presentó en la Escuela de Bioanálisis y presentada en punto de agenda por la Prof. Nina Polanco, Directora de dicha escuela;  fue denunciada ante este cuerpo mediante un Derecho de Palabra ejercido por un grupo de estudiantes de esa Escuela en el Consejo de la Facultad de Medicina N° 02/2014 realizado en fecha 21/01/2014, que se sintieron vulnerados por la decisión de la Cátedra de solo permitir la inscripción de 24 alumnos en el próximo semestre.

Nosotros, como cuerpo colegiado, nos abocamos a discutir el tema y aceptamos la propuesta del Decano de la Facultad que asumió las tareas de mejorar las condiciones físicas de los laboratorios de hematología, además de realizar funciones de mediador entre los estudiantes y los profesores de la cátedra, recogiendo de esta forma el sentir de los grupos en disputa.

Entendemos y nos solidarizamos con la defensa y el cumplimiento del Acta Convenio APUCV-UCV, pero la realidad actual de la Universidad implicaría que en lo relativo a la relación alumno-profesor, lo establecido en el citado instrumento no se cumple por múltiples factores como son: la falta de reposición de cargos profesorales, el creciente número de jubilaciones de nuestro personal docente y lo poco atractivo que lucen las ofertas de cargos desde el punto de vista financiero.

 En ningún caso, ha sido nuestra intención violentar la calidad académica, el problema, es la inexistencia de recursos para el ejercicio de la docencia, situación desde todo punto de vista inaceptable, y es nuestro deber como representantes electos el reclamar estos desmanes, tarea difícil y compleja, que tiende a deteriorarse cada día más, ante la indolencia de los entes gubernamentales que deben encargarse de ella, como usted bien lo sabe.

Es necesario recordar que sobre nosotros recae una gran responsabilidad de carácter individual y colectiva de mantener a nuestra Universidad Central de Venezuela trabajando y egresando a los profesionales que este país requiere. Por ello lejos de entablar una disputa, debemos unir esfuerzos en procura de una mejoría de nuestras remuneraciones como personal docente y de investigación que redunde en la cosecha de una generación de relevo idónea para proseguir con el elevado nivel que debe tener nuestra alma mater.

Sin otro particular al cual hacer referencia, se suscribe de ud., manifestándole mis sentimientos de aprecio,

Atentamente;

Por el Consejo de Facultad de Medicina

Prof. Emigdio Balda

DECANO-PRESIDENTE

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada