lunes, 17 de junio de 2013

Qué contiene el documento de Contratación Colectiva del sector Universitario?


Al analizar la versión oficial de la Contratación Colectiva del sector Universitario, y en base a las declaraciones de aumento salarial del día de hoy, es necesario recalcar lo siguiente en relación al documento denominado "I Convención  Colectiva Única”,  Normativa Laboral para los trabajadores Universitarios 2012-2014

1.    Se constata en este documento como la educación no es una prioridad. El decirlo, que es una prioridad, es una frase devenida en cliché. Si nos guiamos por los presupuestos del gasto público en este caso de Venezuela en los últimos 7 años, la educación no es una prioridad en la asignación de recursos por parte del gobierno. Es más, entre 2007 y 2013 el porcentaje de presupuesto asignado a las universidades ha permanecido invariable, sin considerar los ajustes por causa de la inflación. 

2.    El tema de la lucha universitaria que hoy encabezamos profesores, estudiantes, trabajadores, y obreros de las casas de estudio superior no es sólo salarial. Es cierto que desde hace años se reciben sueldos de hambre, siendo víctimas de la educación superior subsidiada. Es cierto también que los montos de las becas otorgadas a los estudiantes son irrisorios y escasamente alcanzan para las fotocopias quizás de un mes. Ni hablar de las condiciones socioeconómicas de empleados y obreros.

3.    En particular, la escala salarial de los profesores es profundamente injusta, especialmente cuando para llegar al cargo de profesor titular se necesita acumular título de pregrado, postgrado, doctorado, dedicación exclusiva, trabajos de ascenso y concursos de credenciales. Todo para ganar poco más que el salario mínimo.

4.    Pero este es sólo uno de los problemas que aquejan a la universidad.

a.    Las universidades están amenazadas por ausencia de renovación en los cuadros docentes: la mayor parte de su base profesoral está jubilada y no hay con quién sustituirlos o rellenar cargos, en parte porque nadie quiere morir de inanición dando clases, y en parte porque no hay recursos para nuevas contrataciones. Ni hablar de la proporción entre fijos y contratados.

b.    Las universidades en Venezuela se acercan cada día a mayor velocidad a la asíntota mínima en producir conocimiento, realizar investigación, y hacer ciencia. A pesar de la lucha constante, durante estos tres lustros se han ido convirtiendo en meras aulas de clase donde se imparten contenidos de un pénsum, con profesores cargados de mística y de compromiso pero con sus tiempos mancillados por el rebusque, por la preocupación, por el cansancio y por la dedicación compartida entre mil cosas.

c.    Las elecciones para autoridades universitarias, bien se sabe están paralizadas debido a diversas sentencias del Tribunal Supremo de Justicia.

5.    Pero hay que enfatizar, que las universidades autónomas tienen su propia normativa, regida por la Ley de Universidades del 1970. A pesar de ello, en la actual Asamblea Nacional el diseño de leyes tiene la intención de violentar esa autonomía. De hecho, la llamada Ley de Educación Universitaria, entre otras cosas, transformaba el sistema de elección de autoridades, reformaba el sistema de ingreso, describía la contraloría social como una facultad de las comunidades externas a las universidades. La misma fue retirada de la Asamblea por el fallecido presidente Hugo Chávez en enero de 2011 por considerar que no se había debatido lo suficiente.

6.    Por otra parte, la Ley de Consejos Estudiantiles, aún en proyecto, busca otorgar a los alumnos la potestad de manejar el presupuesto bajo la tutela de los consejos comunales. 

7.    Tenemos la certeza de que estamos frente a un disfraz..., la misma "Ley de Educación Universitaria" rechazada,  convertida en la denominada "I Convención  Colectiva Única" que con ofertas abultadas de sueldo y beneficios "sociales" y "económicos", sin tomar en cuenta las necesidades que tiene la academia, pretende eliminar a la universidad, como "autónoma" y "plural" para transformarla en una institución de pensamiento único. 

8.    Estas propuestas han sido rechazadas por la ciudadanía y la academia tanto en el referéndum del 2007 como en la retirada la Ley Universitaria del 2011. No debemos caer en la trampa que nos están tendiendo en el día de hoy.

 

Alicia Ponte Sucre 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada